PASTORAL: CONCURSO DIGITAL DE VIDEOS / GANA UN VIAJE A ROMA PARA ENCONTRARTE CON EL PAPA FRANCISCO

«Si cada uno de nosotros hace una obra de misericordia al día, se producirá una revolución en el mundo» dice Francisco. Con este espíritu y en el contexto de la campaña por el «Óbolo de San Pedro», la Nunciatura Apostólica en Chile, junto a la Conferencia Episcopal de Chile y el Arzobispado de Santiago han lanzado el primer concurso audiovisual para jóvenes de colegios y parroquias de Chile «Juntos con el Papa transformemos el mundo».

A través de videos de máximo 1 minuto de duración, grabados con celular, se invita a los jóvenes a mostrar pequeños gestos e historias que resulten inspiradoras y pongan de manifiesto la caridad cristiana y las obras de misericordia.

Para recibir los vídeos de los participantes de todo el país, se lanzó la plataforma web www.juntosconelpapa.cl.

El concurso «Juntos con el Papa, transformemos el mundo» es abierto a jóvenes cristianos y no cristianos del país y un jurado experto elegirá a los tres ganadores.

Se premiarán tres categorías por tramos de edad:

1) De seis a diez años

2) De once a 15 años.

3) De dieciséis a veinte años.

Los participantes deben elegir alguna de las siguientes cinco temáticas: ecología, familia, solidaridad, fe y fraternidad.

El formato audiovisual del video es libre e incluye registros de ficción o no ficción, con una amplia variedad de formatos a elección, como lo pueden ser, por ejemplo: spots, youtuber, nano documental, baile, animación, etcétera.

A ROMA JUNTO AL PAPA

Los premiados viajarán a Roma -junto a adultos responsables, que los mismos ganadores designen (en el caso de ser menores de edad)- con todos los gastos de pasajes y alojamiento cubiertos.  Durante su estadía asistirán a una audiencia general con el Santo Padre.

 Más información en www.juntosconelpapa.cl

El Óbolo de San Pedro es una ofrenda y un gran gesto de fraternidad con el que cada cristiano a lo largo del mundo, se hace partícipe en las distintas acciones del Papa en apoyo de las comunidades más necesitadas y eclesiales en dificultad, que acuden a la Sede Apostólica.