CIENCIAS: INSTITUTO CUENTA CON DOS PROYECTOS SELECCIONADOS PARA PRÓXIMA FERIA NACIONAL CIENTÍFICA JUVENIL 2019

En los últimos días, el Museo Nacional de Historia Natural dio a conocer la lista de proyectos seleccionados para la 49° versión de la Feria Científica Nacional Juvenil, a realizarse los días 9, 10 y 11 de octubre.

Entre los 32 finalistas, se encuentran dos trabajos de investigación generados por nuestros estudiantes. ¿Cuáles son?

«Bacterias musicales»

¿Les influye la música a las bacterias? ¿Qué música prefieren, música clásica o rock? Estas fueron las preguntas que se hicieron Nicolás Besnier Covarruvias y Francisca Kostak Herrera, alumnos III medio.

Con estas inquietudes, iniciaron una investigación que comparó la proliferación bacteriana escuchando distintas melodías día y noche.

Los resultados fueron sorprendentes, la música aumentó el crecimiento bacteriano por sobre el control sin música en casi un 40%, y en cuanto a gustos musicales se halló que la diferencia entre clásica y rock no era significativa, pero con una leve inclinación a lo clásico.

Entonces surgió una nueva interrogante ¿Es la melodía o son frecuencias específicas que posee la música la que acelera el crecimiento bacteriano?  La respuesta vino con experimentar frecuencias específicas y con ellas se alcanzó un aumento de más del 100% por sobre el control.

Estos resultados, sin precedentes fueron sorpresivos y muy motivantes.  Francisca y Nicolás ya tienen muchas más preguntas y muchas expectativas, y sus sueños son de investigar más, de publicar y el valorar la música como un nuevo factor que sorprende a todos los seres vivos.

La presente investigación pretendió examinar si la música, estilo rock o clásica favorecía la multiplicación de un tipo bacteriano en cultivo líquido, sin agitación.  Los resultados experimentales indican que la música produjo un aumento, a las 24 horas de cultivo, en la proliferación bacteriana que superó en un 39% los cultivos sin música (Tukey p<0.01), tanto rock como clásica el resultado fue similar.

Estos resultados fueron repetidos e indican que la música clásica no es el único estilo musical que favorece el crecimiento de algunas cepas de bacterias.

Por el resultado anterior, se quiso ver si existían frecuencias específicas que reprodujeran similar efecto.  Se probaron 5 frecuencias y los resultados demostraron que los tonos más bajos produjeron mucho mayor multiplicación celular. El infrasonido de 10Hz aumentó la proliferación en un 108% (p<0.01), el de 30Hz en un 53% (p<0.01), el de 100Hz un 41%(p<0.05), el de 10KHz 38% (p<0.05) y el de 20KHz no fue significativo.

Esto demostró que ondas de infrasonido pueden ser capaces de provocar una mucho mayor estimulación de la proliferación de las bacterias en estudio que cualquier música.

Estos resultados están en similitud a otras experimentaciones con ondas de sonido, pero el uso de longitudes de onda de infrasonido no había sido probado en microorganismos y se sugiere que frecuencias específicas son las reales estimulantes de la proliferación bacteriana y pueden ser futuro de investigación para estudios biotecnológicos.

«Efectos de la contaminación con Litio en la germinación de Lens culinaris y Phaseolus vulgaris.»

De los autoresFrancisco Rogers Artaza y Gonzalo Meléndez Rojas, II medio.

La explotación creciente de recursos del litio (Li) y la utilización más extensa de baterías de iones de litio dan como resultado la diseminación con la consecuente contaminación de iones de Li y, concomitantemente, plantea problemas crecientes e inevitables para la salud humana y seguridad ambiental.

Algunos investigadores entregan evidencias de potenciales toxicidades del Li sobre todos los seres vivos.  Como el foco principal de estudio son los seres humanos y algunas pocas especies de animales, se desconoce en detalle los efectos sobre muchos vegetales.

Aún no está claro si el litio afecta la siembra de especies leguminosas o cereales. Por lo cual se investigó la germinación, y las respuestas fisiológicas de lentejas (Lens culinaris), porotos (Phaseolus vulgaris), a diferentes niveles de Li2CO3 o LiCl.

En condiciones in vitro, se observó que la germinación de Lens culinaris y Phaseolus vulgaris es significativamente afectada inclusive por bajas concentraciones de Li (0,1 g/L). A medida que la concentración de Li aumentó, el porcentaje de germinación, el índice sobrevivencia, el desarrollo de las plántulas en largo y la ganancia de masa disminuyeron hasta llegar casi a cero.

Adicionalmente, un estudio indagatorio indica que el litio es inhibidor de las amilasas presentes en los embriones de Lens culinaris, lo que sugiere ser a lo menos parte del efecto tóxico observado.  Al efectuar un riego con agua contaminada con 1.5 g/L Li2CO3, las plantas de Lens culinaris con 10 días de vida, permanecieron en buenas condiciones hasta por una semana luego de lo cual se observaron más secas hasta morir.  Los resultados indicaron que, en un posible evento de contaminación de Li, Lens culinaris y Phaseolus vulgaris no podrían ser utilizadas para la agricultura, queda también investigar si el litio que contamina siembras puede pasar a la cadena trófica y a la alimentación humana.