Quiénes Somos / Rectoría

Construir el presente y futuro del Instituto es una responsabilidad que nos compete a todos

Estamos cumpliendo 118 años como Instituto de Humanidades Luis Campino. Lo hacemos con el orgullo de servir a la Iglesia y a la Patria en la formación de niños, niñas y jóvenes líderes cristianos católicos.

Tras más de un siglo de existencia, es importante reconocer y reflexionar sobre la presencia del Señor en medio nuestro, especialmente por todos los bienes recibidos durante la vida del colegio.

Construir el presente y futuro del Instituto es una responsabilidad que nos compete a todos. En esta tarea debemos sumarnos por el bien de la calidad de la educación y el

prestigio construido en 118 años.

Es un siglo de historia. Tiempo en que esta institución ha sido testigo, y también protagonista, de profundos cambios en la sociedad chilena.

Nos enorgullece contar con ex alumnos presidentes de la República, sacerdotes, científicos, artistas y profesionales de las más

variadas ramas.

Nuestro trabajo dentro del Instituto se enfoca

en la formación integral de los estudiantes. Esa formación no puede ni debe ser disonante con la formación que padres y familia les inculcan a sus hijos e hijas. La educación no puede ni debe alejarse de algo elemental para coexistir en sociedad como lo es el respeto. Queremos que siempre las relaciones sean en un marco de interacción respetuosa y participativa para retroalimentar experiencias.

Aspectos destacados en el año

A inicios de 2018, contamos con la visita del vicario de Cristo: el Papa Francisco. Desde nuestro Instituto participaron alrededor de 50 voluntarios papales que supieron transmitir el mensaje “¿Qué haría Cristo en mi lugar?”, frase que nos animó a seguir caminando en la fe como discípulos misioneros de Jesús.

La Pastoral Institutana cuenta con una gestión fortalecida, con el activo compromiso de los delegados, tanto apoderados como estudiantes. Lo anterior se refleja en los proyectos solidarios, comunidad San Rafael, grupo Sembradores de Amor, el trabajo de Misiones, participación en las actividades organizadas por la Iglesia de Santiago y la celebración en comunidad de los sacramentos: Semana Santa, Pentecostés, Sagrado Corazón, Cuaresma de Fraternidad, misas diarias y de preceptos, además de la Cena de la Solidaridad y Misa Aniversario.

En lo académico, este 2018 nos hizo plantear objetivos precisos. Se dio un salto cuantitativo en cuanto a fortalecer las áreas de UTP en todos los ciclos, con el correspondiente apoyo de los departamentos y unidades de la organización.

Dimos el vamos al plan “Alumno Destacado” para estudiantes de IV medio, focalizado en valorar el rendimiento y favorecer la preparación para rendir la PSU. Acompañamos a los jóvenes de II medio en un mejorado proceso de electividad con el fin de que tomen la mejor decisión respecto a intereses y habilidades.

En Orientación, valoramos el autoconocimiento que niños y jóvenes van adquiriendo respecto de su personalidad, desarrollando la aceptación y el cuidado de los otros, de la mano de los valores del Instituto, base permanente de nuestra reflexión que se materializa en el instrumento “Mi Camino”.

El ámbito de la Convivencia Escolar es amplio, porque abarca un rol activo de toda la comunidad. Además de estar normado por directrices del Ministerio de Educación y la existencia de un marco legal, constituye un desafío permanente en nuestra gestión.

En esta línea, buscamos entregar herramientas a padres y apoderados que les permitan a ellos sumir con mayor eficacia la tarea de educar a sus hijos. En esto, los talleres para padres cumplen un papel importante. Adicionamos la realización de reuniones de apoderados de carácter formativo como un espacio de reflexión conjunta, dando respuesta a los objetivos planteados en nuestro Proyecto Educativo Institucional.

Este año contamos con el apoyo de instituciones externas que nos aportaron con información actualizada respecto a los conocimientos de convivencia escolar. Se destacan las charlas de prevención sobre bullying, ciberbullying, uso seguro de internet, ley de responsabilidad penal adolescente, la participación del equipo en seminarios del Mineduc, entre otras acciones.

Como colegio hacemos los esfuerzos en temas de prevención. Entendemos que la familia es la principal responsable en la educación y, juntos como colegio, seguiremos dando las herramientas para que los estudiantes crezcan y se sientan acompañados.

Valoramos las acciones de la Asociación de Padres de Familia del Instituto. El apoyo ha sido permanente en la contribución de las diversas actividades que se ejecutan en el año.

Hemos conocido el detalle de la construcción del Centro de Retiro, que estará ubicado en el Campo de Batuco. Un espacio para realizar retiros espirituales y otras jornadas reflexivas o de trabajo, donde los beneficiarios directos de sus instalaciones serán los estudiantes. Sin duda, un enorme aporte.

Agradezco a la directiva de la Asociación el respeto permanente a la gestión del Equipo Directivo.

Quiero resaltar el trabajo del actual Centro de Alumnos. Jóvenes responsables, entusiastas, fieles representantes de nuestros valores. Verdaderos lideres cristianos-católicos que, en la planificación y desarrollo de sus actividades, conocieron nuevas habilidades y competencias que les permitirán ser exitosos en su vida adulta y profesional. Tengo la convicción que ellos comprendieron la importancia del trabajo en equipo, de la colaboración y el respeto. Siempre se mantuvo un diálogo permanente y comprensivo para exponer los puntos de vistas.

Coordinaron el Aniversario, lideraron las actividades comprometidas con el alumnado y nos propusieron la implementación de la Semana de la Convivencia Escolar. Una acción que encontró eco en docentes y apoderados, donde nuestra Dirección no dudó a la hora de apoyar su ejecución.

Como mensaje, decirles a los jóvenes que agradezcan el poder educarse y concluir sus estudios básicos.  En plena marcha del siglo XXI aún existen personas sin escolaridad, ustedes cuentan con poderosas herramientas para acceder a información y a nuevas tecnologías. Sepan valorar lo que tienen, y más importante aún, a sus familiares que los aman.

A los padres, recordar que los hijos crecen y el tiempo avanza a un ritmo veloz. Recuerden expresar lo que sienten. Pongamos el esfuerzo en resaltar lo positivo, en bendecirlos, en que se sientan seguros en los pasos que dan.

Avancemos juntos por una organización que se adapte y que también sepa anticiparse a la realidad y cambios que hay fuera de la vida escolar. Los invito a ser protagonistas. Esta Dirección trabaja para mejorar y actualizar nuestro Proyecto Educativo y el Plan Estratégico

Al cierre de estas palabras, quiero expresar mi gratitud a la labor de los docentes, auxiliares y personal administrativos. Nuestro hogar no funcionaría sin el compromiso de ustedes.

Agradecemos a Dios y a nuestros santos Patrones todas las bendiciones que hemos recibido durante este año. Y pedimos, una vez más, que San Rafael siga protegiendo al Instituto.

Eliana Marcela Guzmán Tapia

Rectora

Instituto de Humanidades Luis Campino